¿QUÉ NOTICIA QUIERE BUSCAR?

Contacto

Dirección :

Email :

Cel :

Tunja, Boyacá, Colombia - Carrera 9#18-90 ofc 402

prensainfomedia@gmail.com

3112026811

Efectos ambientales del río Sinú sobre Santa Cruz de Lorica. Falta de cultura y conciencia ciudadana306306 Visitas

martes 06 de septiembre de 2022

Medio Ambiente

Foto: Jonny Wiston Ballesteros


Santa Cruz de Lorica, la Venecia del Sinú. Un desafío pedagógico humanizante para vivirla con conciencia ciudadana.



El rio Sinú, con sus valles fértiles, es comparado con los ríos Éufrates, Tigris y el Nilo. Nace en el cerro Tres Morro en el nudo de Paramillo (municipio de Ituango, departamento de Antioquia), posteriormente desemboca en Tinajones a la altura del golfo de Morrosquillo en el mar caribe. Fuertes, ocurrentes lluvias y vendavales son productos asociados al fenómeno de la Niña y al cambio climático; su creciente y su desbordamiento han dejado poblaciones ribereñas damnificadas.

Santa Cruz de Lorica, capital del bajo Sinú, ha sido víctima de estos episodios naturales. Las inundaciones han hecho estragos en su centro histórico y algunos de sus corregimientos con alto nivel de vulnerabilidad como Sarandelo, Palo de Agua, Cotocá Arriba, la Palma, Puerto Eugenio, Mata de Caña entre otros. Estas inundaciones han destruido viviendas, devastado tierras agrícolas, cosechas, desplazamientos, daños en la siembra, el pasto; impactando sobre su flora y fauna representados en especies avícolas, bovinas, ovinos y caprinos.


Barrios icónicos de Santa Cruz de Lorica se han afectado por el desbordamiento de algunas bocas y del Cañito como Kennedy, Cascajal, Gaita, el Paraíso; Remolino, Santa Teresita, San Gabriel, San Martin y Alto Prado ocasionando un problema de salud pública tales como dengue y problemas respiratorios en la comunidad infantil y la tercera edad. Otros municipios de Córdoba como Purísima, Momil, Chima, San Bernardo del Viento, Ayapel, Montería y Cereté se encuentran en alerta por el desbordamiento de los ríos Sinú, Cauca, San Jorge, canalete y la Cienega de Lorica . Esta situación ha afectado tangencialmente la economía en el medio y bajo Sinú, en el incremento de os precios de los alimentos, la salubridad y la movilidad en todas sus dimensiones. Muchos moradores piden soluciones, como el dragado del rio Sinú en su desembocadura y el fortalecimiento de la cultura ciudadana.


La naturaleza no es la que provoca los desastres, ¡eres tú! Acabar con las inundaciones en el ámbito universal o local no es más que una mera leyenda utópica ciudadana. James Lovelock, químico, formuló que la Tierra tenía un comportamiento parecido al de un ser vivo: se autorregula para mantener sus condiciones favorables para no desaparecer, conocida como la hipótesis Gaia. La naturaleza posee sus propias leyes y espacios. Los ríos no son la excepción. Lo que puede hacer la humanidad es respetar, controlar y regular este fenómeno natural, que cuando la tratan mal trata de vengarse. La actitud antrópica positiva y proactiva ambientalmente es básica. Con este ejercicio se previenen encharcamientos, deslizamientos, rebosamiento de manjoles, letrinas, los malos olores, la presencia de animales dañinos como roedores, zancudos, culebras; la existencia de aguas residuales en las calles, solares, avenidas y la destrucción de la capa asfáltica. 


Es menester que los pobladores tomen conciencia para mitigar el impacto ambiental negativo y evitar: El deterioro de las cuencas en su parte alta media y baja, cambios de la ruta natural del cauce de los ríos, arroyos y quebradas. El vertedero inadecuado de basuras en los canales de agua, caños, ciénegas, cielo abierto y suelos; la construcción irregular de distritos de agua, la tala indiscriminada de árboles, el uso de químicos contaminantes en los cultivos aledaños a los ríos y la Cienega Grande, construcciones e invasiones de tierras en lugares ocupadas por ríos, humedales o el mar.

CARTILLA – TALLER SALVEMOS NUESTRA TIERRA

Una herramienta pedagógica para tomar conciencia.

Sálvenos nuestra tierra. impreso por Búhos Editores de Tunja. Avalada por la cámara colombiana del libro, está diseñada con una riqueza gráfica, ilustrativa y lúdica, permitiéndole al usuario una reflexión y percepción clara, crítica, lúdica del conocimiento y de la situación medio ambiental vigente de momento. Fortalecer niveles de competencia como la comunicativa, cognoscitiva, reflexiva y cognoscitiva.


Su autor, el profesor Jonny Winston Ballesteros P. Refleja en este trabajo pedagógico la necesidad de sembrar sensibilidad humanística para que, desde la casa, la familia, el vecindario, la escuela y las comunidades se construya conciencia ambiental de una forma responsable y comprometida. El proyecto “Escazu” puede ser una alternativa en donde todos participen en las situaciones ambientales de nuestra localidad y nación. Este texto está enfocada a educadores, lideres ambientales y estudiantes del grado de básica primaria hasta el grado once de la secundaria. Es flexible y transversal con las áreas de lenguaje, ciencias sociales, ciencia naturales y ética.

Está estructurado en XII unidades desglosado así: Se inicia con la problemática universal del planeta tierra trasegando por la situación crítica de nuestros suelos que han sido utilizados indiscriminadamente por culpa de la minería, sobrepastoreo, derramamiento de hidrocarburo, la deforestación y la erosión como empobrecimiento edáfico. Se prosigue con el cuidado de los bosques asociados a los incendios forestales y la tala desmesurada para proyectos irregulares o comerciales. La atmosfera y el aire se suma a esta problemática victima de la lluvia acida y la contaminación de la atmósfera. Contiene lo concerniente al tema universal del cambio climático y el efecto invernadero. Con relación al agua alude a la contaminación de ríos, lagunas y mares. Culmina con temas referentes a la fauna y la flora y el compromiso que el ciudadano debe asumir como ser histórico, único e irrepetible en el universo.






Fuente: Jonny Wiston Ballesteros



Efectos ambientales del río Sinú sobre Santa Cruz de Lorica. Falta de cultura y conciencia ciudadana